Beneficios & FAQ

un salto mental para el desarrollo de todo bebé

BENEFICIOS DEL MÉTODO ETFES©

El Método ETFES© aplicado en Memima Baby® está diseñado
específicamente para estimular el área cognitiva, la del lenguaje,
socio-emocional y área prefrontal:

  • Área cognitiva: permite al niño comprender, relacionar,
    adaptarse a nuevas situaciones, haciendo uso del pensamiento y
    la interacción directa con objetos y el mundo que lo rodea.
  • Área del lenguaje: hace referencia a habilidades que permitirán
    al niño comunicarse con su entorno.
  • Área socio-emocional: incluye las experiencias afectivas y la
    socialización del niño. Se sentirá querido, seguro y capaz de
    relacionarse con otros. Para la estimulación de esta área es muy
    importante la creación de un vínculo afectivo.
  • Área prefrontal: Esta área es la responsable de la adaptación al
    entorno, fija su conducta social y también construye el proceso de
    expresión de las emociones.

Memoria de trabajo

Consiste en conectar la atención del momento actual con nuestra información acumulada para afrontar las exigencias del instante a que nos enfrentamos. La memoria del trabajo depende de la fluidez cognitiva y es también función de las áreas prefrontales.

Áreas prefrontales del cerebro

Es donde se asientan las funciones cognitivas. Organizan el pensamiento y la conducta. Permiten la autorregulación del comportamiento. Consciencia, ética, moral y personalidad tienen lugar en esta área.

Esta es una de las razones por las que el método ETFES vincula el aprendizaje del solfeo o lenguaje musical con el contacto, el cariño y el afecto.

Redes neuronales

Las redes neuronales son el cúmulo de neuronas físicamente interconectadas (sinapsis) cuya actividad ayuda a definir un circuito reconocible en el sistema nervioso.

Sinapsis

Relación funcional de contacto y transmisión de información entre las neuronas, o células nerviosas. Durante los tres primeros años de vida, la sinapsis entre neuronas ocurre en mayor cantidad y de manera más rápida de la necesaria.

Si incrementamos el número de sesiones de ejercicios del Método ETFES que escuche un bebé, la sinapsis en el área del lenguaje de su cerebro se activará más a menudo.

La repetición de una actividad concreta genera sinapsis más fuertes. Una sinapsis fuerte favorecerá la conectividad y eficacia de las distintas redes neuronales y será un soporte para el aprendizaje. Las sinapsis que se usan solo de vez en cuando tenderán a eliminarse.

Fluidez cognitiva 

(Coolidge&Wynn, 2005) La fluidez cognitiva es la base de la creatividad y, por tanto, de la capacidad adaptativa y de supervivencia de nuestra especie. Se produce gracias a la aparición del lenguaje.

Esta es una de las razones por las que el método ETFES© es la mejor opción para despertar  y desarrollar su: memoria de trabajo y fluidez cognitiva. Especialmente cuando empecéis a introducir instrumentos musicales como el piano después de las audiciones de sesiones de ejercicios de lenguaje musical adaptado.

Cognición

La cognición es la base de la organización cerebral. Aparece gracias a interconexiones neuronales y patrones de activación sincrónica que se han ido modelando en el curso evolutivo de la formación del cerebro. Es la facultad de un ser vivo para procesar información a partir de la percepción, el conocimiento adquirido (experiencia) y características subjetivas que permiten valorar la información. Consiste en procesos tales como el aprendizaje, el razonamiento, la atención, la memoria, la resolución de problemas, la toma de decisiones, o los sentimientos.

Funciones cognitivas

Entendemos por funciones cognitivas a: lenguaje, percepción, memoria, aprendizaje, razonamiento y resolución de problemas, comunicación y emoción. El conjunto de estas funciones permite incrementar la capacidad de adaptación al medio para interactuar con él con éxito.

Cognición simbólica

La cognición simbólica es la base del pensamiento abstracto. Se produce gracias a la suma de los módulos técnico, natural y social. Dan lugar al arte. Es el último gran cambio del cerebro.

Esta es una de las razones por las que el método ETFES es la mejor opción para despertar  y desarrollar su: creatividad, imaginación durante este periodo.

Cognición musical

Es la facultad de un individuo para procesar información musical a partir de la percepción, el conocimiento adquirido (experiencia) y características subjetivas que permiten valorar la información. Consiste en procesos tales como el aprendizaje o el razonamiento musical, la atención y la memoria musical, la resolución de problemas musicales, la toma de decisiones en procesos de creación musical o los propios sentimientos hacia la música. La cognición musical es una subdisciplina de la ciencia cognitiva.

Cognición lingüística

Es la facultad de un individuo para procesar la comunicación verbal a partir de la percepción, el conocimiento adquirido (experiencia) y características subjetivas que permiten valorar la información. Consiste en procesos tales como el aprendizaje o el razonamiento lingüístico, la atención y la memoria lingüística, la resolución de problemas lingüísticos, la capacidad de toma de decisiones en procesos de creación lingüística, o los propios sentimientos hacia el lenguaje. La cognición lingüística es una subdisciplina de la ciencia cognitiva.

Cognición musical y cognición lingüística van cogidas de la mano

Esta es una de las razones por las que el método ETFES es la mejor opción para despertar  y desarrollar su capacidad lingüística, capacidad musical y futura capacidad para el aprendizaje de idiomas, así como cualquier tipo de proceso de aprendizaje.

Estimulación temprana

La estimulación temprana se refiere a todos los procesos y acciones que los progenitores o cuidadores le proporcionan al bebé para despertar sus capacidades, ya sean cognitivas, físicas o sociales.

Puede producirse través de sus cuidados o de cualquier tipo de contacto, juego, método y/o afecto. Lenta y progresivamente, y gracias a los vínculos que deben darse desde el momento del nacimiento, el bebé se irá integrando como miembro de la familia, algo que es de suma importancia para que cualquier tipo de estimulación cobre significado y sea realmente efectiva. Como ya hemos dicho anteriormente, las estimulaciones afectivas son más eficaces.

La música es el lenguaje universal de las emociones y del cerebro y su aprendizaje estimula las redes neuronales, así como el desarrollo de nuestras funciones cognitivas

Estimulación afectiva

Hay una mejora del comportamiento cerebral cuando hay aportaciones afectivas positivas en los procesos de aprendizaje. Las estimulaciones afectivas son más efectivas. Las estimulaciones afectivas generan más neurotransmisores.

¿Escuchamos una sesión de ejercicios del método?​​

Neurotransmisores

Los neurotransmisores son sustancias químicas presentes en el interior de la neuronas y que sirven para facilitar la transferencia de los impulsos nerviosos mediante la conexión neuronal (sinapsis) facilitando o inhibiendo un estímulo. Los neurotransmisores son la base de la actividad cerebral.

Método ETFES© y la buena estimulación

Nuestra filosofía para cualquier tipo de estimulación temprana es la estimulación exenta de presión. Hay que conocer al niño o bebé para saber lo que le puedes pedir y cómo en función de su respuesta. En caso contrario, lo que cae en picado es la autoestima y la seguridad en sí mismo. En la etapa adulta la falta de estas se suele convertir en depresiones. La buena estimulación contemplará un buen vínculo afectivo que, como veremos a continuación, no está basado únicamente en el afecto.

Un buen vínculo afectivo

Desde el momento en que nacemos existe un vínculo biológico entre progenitores e hijos. Normalmente, los padres esperan al hijo/a con toda la ilusión. El bebé al nacer solo contempla necesidades biológicas: frío, hambre, sueño, etc. La madre y el padre dan sentido a todo lo que el bebé manifiesta y empiezan a relacionarse con él a través de la palabra y las caricias: estás bien, no llores, tienes hambre, que guapa o guapo que eres, te doy un beso, te quiero… Lenta y progresivamente, el bebé va encontrando sentido a las sensaciones que tiene y va reconociendo a las personas que le calman estas sensaciones: sus progenitores o cuidadores.

Del mismo modo, es importante que el niño o bebé entienda que esta misma persona que lo calma, es capaz de dejarlo llorar tranquilamente, siempre y cuando no sea un abandono. El bebé poco a poco entiende que la misma persona que lo cuida le puede decir que no a alguno de sus comportamientos, siendo algo que se pueda soportar. Es aquí donde está la base del equilibrio en la gestión de las emociones en la vida. Se creará una base para gestionar las frustraciones del individuo de manera equilibrada. Esto es un buen vínculo afectivo.

Música y cognición

(Krumhansl,1991): Existe un paralelismo entre música y lenguaje.

(Bahrucha, 1994) Sistema de nodos y links. Permite observar cómo al escuchar una progresión de acordes, el cerebro del oyente (sin formación musical previa) se activa para generar expectativas armónicas. De la misma manera, en una conversación, o en un texto escrito, sabemos detectar de manera innata si en un discurso hay coherencia.

Paralelismo entre música y lenguaje

fonología, sintaxis y semántica.

Fonología: Parte de la gramática que estudia como se estructuran los sonidos de una lengua para transmitir significados

Sintaxis: Parte de la gramática que estudia el modo en que se combinan la palabras y los grupos de esta para expresar significados. Incluye un conjunto de reglas y leyes.

Semántica: Parte de la lingüística que explica el significado de la palabras y expresiones.

Música y lenguaje funcionan con los mismos parámetros a nivel fonológico y de sintaxis. Pero a diferencia del lenguaje, la música no tiene componentes semánticos rígidos. Así pues, cada oyente puede hacer interpretaciones con particularidades personales a cada discurso melódico o musical. Por lo tanto, la música tiene una riqueza que el lenguaje no tiene.

Cuando escuchamos música la intensidad emocional se incrementa si las expectativas del oyente se cumplen (priming harmónico). Nuestro cerebro puede predecir, clasificar o anticipar las distintas opciones musicales que va escuchando.

Del mismo modo, en el momento de entender un mensaje verbal, nuestro cerebro descifra la musicalidad del mismo, buscando coherencia entre la parte verbal y la entonación musical de dicho mensaje. Si el tono del habla no coincide con la semántica del mensaje lingüístico se genera inseguridad, desconfianza, o incluso discusión dependiendo del caso.

Al fin y al cabo, cuando hablamos estamos cantando. Prestamos atención de manera innata y, cuando queremos incrementar la eficacia de un mensaje oral, intensificamos su musicalidad. Lo mismo ocurre cuando hablamos con un bebé. No le hablamos, ¡le cantamos!

Sobreestimulación

La sobreestimulación está reñida con lo que para nosotros es la buena estimulación. Se producirá sobreestimulación cuando los padres no enfoquen de manera positiva el proceso de estimulación de su bebé. Y esto depende principalmente del correcto desarrollo del vínculo afectivo familiar y de la presión a la que se somete al niño o al bebé durante sus procesos de aprendizaje. Hay que ser empático con el bebé para saber lo que se le puede pedir, y cómo. Sino, lo que cae en picado es la autoestima y la seguridad. En la etapa adulta, el exceso de este tipo de situaciones se suele convertir en una falta de resiliencia o de autocontrol.

Resiliencia

La resiliencia es la capacidad que tiene una persona para superar circunstancias problemáticas, adversas o traumáticas.

RECOMENDACIONES DE USO IMPORTANTES: OPTIMIZA LOS RESULTADOS

Haz que escuche a diario nuestras sesiones de ejercicios de lenguaje musical adaptado. Memima Baby pone a tu alcance miles de ejercicios de lenguaje musical adaptados para tu bebé, y te informa de tu progreso. 

Pasados unos meses realizando audiciones, pon un instrumento en sus manos, preferiblemente un piano. ¡Te sorprenderá con fragmentos intencionados!

Convierte las rutinas del día a día en experiencias sensoriales a partir del lenguaje de la música: relax, despertar, baño, lactancia, masaje, juego y mucho más. 

Tu bebé memorizará el sonido de multitud de conceptos musicales. Estos ejercicios forman parte del método ETFES©, un método evolutivo y progresivo pensado para hacer pensar musicalmente al bebé mientras está aprendiendo a hablar mediante la audición ejercicios de patrones rítmicos y melódicos, y de multitud de variaciones estratégicas. 

Impulsando y mejorado así el desarrollo del aprendizajecomunicación y sensibilidad musical de tu bebé

El contacto es importantísimo: Alterna sesiones de audición con sesiones de audición con contacto. 

Las estimulaciones afectivas son más eficaces y generan mayor número de neurotransmisores.

Alterna sesiones de audición con instrumentos siempre que puedas. Esta es la actividad objetivo del método y prueba la evolución y avances en el mismo: que aprendan a interaccionar tomando decisiones musicales sobre el piano o instrumentos de percusión. 

Para conseguir el éxito en este sentido, la clave es realizar el máximo número de audiciones a diario

CLAVES PARA LA OPTIMIZACIÓN DE LOS BENEFICIOS DEL MÉTODO ETFES©

Enséñale el lenguaje de la música desde el cariño.

  1. IMPORTANTE: En el aprendizaje del lenguaje de la música la constancia es la clave. Haz que escuche diariamente sus sesiones de ejercicios siempre que podáis. Empieza cuanto antes, los beneficios serán mayores.
  2. OBJETIVO: El objetivo del método ETFES© es escuchar un mínimo de 6.000 minutos de ejercicios progresivos preferiblemente antes de que cumpla los 3 años, mientras aprende a hablar. Sin prisa, y si es necesario con algunas pausas.
  3. RECUERDA: El descanso forma parte del aprendizaje. Siempre habrá semanas en qué escucharéis más sesiones de ejercicios que otras.
  4. BENEFICIOS: La neurociencia avala que el aprendizaje del lenguaje de la música beneficia el desarrollo cerebral y optimiza los resultados académicos. La memorización de los patrones rítmicos y melódicos de estos ejercicios de solfeo mejorará su capacidad lingüística y para el aprendizaje para toda la vida.  Escuchando regularmente estos ejercicios también mejorarás su capacidad para el futuro aprendizaje de idiomas en un momento único e irrepetible, y mejorarás su memoria auditiva. Además, mejorarás su intuición y sensibilidad musical para el futuro aprendizaje de cualquier instrumento mientras fomentas su imaginación, creatividad y capacidad de resolución de problemas matemáticos. Mejorando así su reserva cognitiva para la vejez; su cerebro envejecerá mejor.
  5. ASPECTOS DESTACADOS: Una mejor capacidad para diferenciar los sonidos del habla antes de los 12 meses está directamente asociada con la producción de una mayor cantidad de palabras a los 30 meses de edad. Las sensaciones positivas que recibe un bebé tendrán efectos muy beneficiosos para su felicidad a lo largo de toda su vida. Se trata de un periodo importantísimo para su desarrollo y para su adaptación en etapas futuras. Su educación musical y artística le aportarán unas mejoras asombrosas en su capacidad para la lectura y las matemáticas. Pues la música es una gimnasia cerebral; es de las pocas actividades que activan el cerebro en su totalidad, más incluso que resolver una multiplicación.

¿Quieres saber más acerca de la estimulación de la aparición del lenguaje y del habla?

Por si es de tu interés, también puedes leer el siguiente artículo: ¿Sabes qué es la estimulación temprana?

PREGUNTAS FRECUENTES – FAQ

1 ¿A partir de qué momento puedo empezar a utilizar el método ETFES© con mi bebé?

Recomendamos empezar a partir del primer mes. Especialmente si sois primerizos, es bueno que os hayáis habituado a la nueva rutina y dinámica del día a día. Por otra parte, si vuestro bebé tiene menos de un mes y queréis empezar antes, podéis hacerlo siempre que veáis que su respuesta es positiva.

2 ¿Hasta qué momento tiene sentido utilizar el método ETFES©?

Cada apartado de la App te indicará hasta qué momento tiene sentido utilizarlo. Debido a la ventana de oportunidad neuronal que se produce entre los 0-3 años, cuanto antes empieces, mayores serán los beneficios del método. Por ejemplo: los bebés que empiezan alrededor del mes de vida, muestran antes los efectos sobre el balbuceo y el lenguaje; llegando a balbucear o entonar sobre las sesiones de ejercicios alrededor de los 2 meses de vida.

Hay que destacar también que los beneficios musicales, así como los derivados de los mismos: aunque en menor medida; también se pueden llegar a obtener hasta alrededor de los 5 años, una vez superada la ventana de oportunidad neuronal de los 3 años. Por ello, en el apartado idiomas incluimos este límite de edad.

3 ¿Qué beneficios le aportará este método de estimulación temprana a mi bebé?

  1. Aprendizaje de idiomas: Estimular auditivamente al bebé en el periodo en que está aprendiendo a hablar puede resultar sumamente interesante. Cognición musical y cognición lingüística van cogidas de la mano. Por lo que tu bebé adquirirá una mayor capacidad para aprender idiomas en el futuro. Recuerda que Los circuitos neuronales del lenguaje en los lóbulos frontal y temporal se consolidan durante el primer año. Si incrementamos el número de sonidos musicales que recibe el bebé, la sinapsis en el área del cerebro que le corresponde se activará más a menudo. ¡El habla y los sonidos que hacen pensar al bebé estimulan las áreas del lenguaje de su cerebro!
  2. Mejora de su capacidad de aprender: La repetición de una actividad concreta como la educación de su oído musical genera sinapsis más fuertes y una sinapsis fuerte favorecerá la conectividad y eficacia de las distintas redes neuronales y será un soporte para el aprendizaje y la memoria. Una sinapsis fuerte favorecerá la conectividad y eficacia de las distintas redes neuronales y será un soporte para múltiples habilidades cognitivas.

Es imprescindible recordar que los genes pueden esquematizar un abanico de posibilidades para el cerebro de un bebé, pero lo que ocurra en él hasta el tercer año de vida es igualmente determinante.

  • Estimulación y trabajo sobre el vínculo afectivo: Las estimulaciones afectivas son más eficaces y generan mayor número de neurotransmisores. Es bueno que hagáis buena parte de las sesiones juntos, especialmente al principio. A medida que crezca y gane movilidad el momento de aplicación de las sesiones irá cambiando. Al desarrollar vuestra propia rutina de audición de ejercicios estaréis convirtiendo el momento de las sesiones en “vuestro momento”. Compartiréis un momento único e intransferible que se convertirá en paz, amor o dulzura mutua. Las sensaciones positivas que recibe un bebé durante sus primeros años de vida tendrán efectos muy beneficiosos para su felicidad. ¡Los tres primeros años son una gran oportunidad para que los adultos manden sensaciones positivas al bebé!
  • Vivencia de una experiencia única: Si te has planteado la posibilidad de las clases de música para tus hijos el día de mañana, el mejor momento para introducirlo es educando su oído musical mientras está escuchando para aprender a hablar. Además, estarás preparándolo para el bilingüismo, ya que la música es el lenguaje de las emociones, que además se rige por las mismas normas o códigos matemáticos que la física o el universo. ¡Recuerda lo que nos cuesta aprender un idioma después del periodo en qué escuchamos para aprender a hablar!. El conjunto de estos factores hará que observes situaciones apasionantes y curiosas cuando veas que tu bebé interactúa con los ejercicios de las sesiones, o bien intenta entonar o balbucear durante o después de una sesión.

Te animamos a que experimentes. Alterna sesiones de máxima atención y observación con sesiones de experimentación en las que te recomendamos que pruebes lo siguiente:

  • Cántale e incítalo al canto durante o después de las sesiones
  • Sigue con él el ritmo: acarícialo o hazle un masaje al ritmo de los ejercicios
  • Simplemente deja que escuche una sesión de ejercicios
  • Si tiene la edad, ¡pon un instrumento de juguete en sus manos!
  • Mejora en la adaptabilidad y resiliencia: El desarrollo temprano del cerebro es fundamental para la adaptabilidad y resiliencia del ser humano.

Alguna vez te has preguntado porqué en las aulas, ya fuesen en la escuela, el instituto o de la universidad; había compañeros que parecían tener una facilidad particular para los idiomas, el dibujo, la música, las matemáticas…o el uso de su memoria para el aprendizaje?

4 ¿En qué se diferencia este método de otros métodos de estimulación temprana?

Se trata de un método de entrenamiento del oído musical adaptado para bebés, y que se aplica en el periodo en que los bebés escuchan para aprender a hablar. El método hace pensar al bebé a través de las notas musicales teniendo en cuenta el modo en que les atraen las variaciones melódicas y rítmicas.

Este método es un método de estimulación temprana afectiva. Las estimulaciones afectivas son más eficaces y dan mejores resultados, por lo que se convierte en una experiencia muy gratificante también para los progenitores.

5 ¿En qué se diferencia el método de Memima Baby®, de la escucha habitual de música o melodías para bebés?

ETFES© es un método progresivo. Un ear training musical (entrenamiento del oído musical o método de solfeo) adaptado como método de estimulación temprana para bebés, que está basado en el trabajo y desarrollo experiencial y sensorial del vínculo afectivo durante sus sesiones. Se trata del tipo de ejercicios que se practica para poder llegar a componer o interpretar música.

Este método está pensado para realizar un trabajo evolutivo y progresivo semana a semana, apartado tras apartado. De este modo se asimilan y consolidan ejercicios y composiciones, que siempre estarán relacionadas entre sí. Utilizar este método os hará adquirir un compromiso de continuidad en las sesiones, que os llevará a una constancia en la ejecución del mismo. Esta constancia será beneficiosa en múltiples sentidos.

La mejor manera de completar nuestro método será escuchando música. No debéis confundir las sesiones de ejercicios con la escucha habitual de música. Ningún músico o compositor educó su oído escuchando música. El oído se educa practicando y progresando en un tipo de ejercicios concretos con constancia, a lo largo de distintos periodos de tiempo.

La escucha habitual de música completará lo aprendido durante las sesiones de ejercicios y funcionará como la audición de un dictado; ya que tu bebé podrá identificar intervalos sonoros, arpegios o pequeños fragmentos melódicos en la música que escuchéis en vuestro día a día. ¡Recuerda que la constancia es la clave!. Con 5 minutos al día, es suficiente. Si podéis hacer más: ¡Genial!

Semana tras semana se irán cumpliendo objetivos musicales hasta terminar cada uno de los apartados que completan el método.

De este modo se irán asentando e interiorizando los distintos conceptos musicales con un único objetivo: estimular las distintas áreas del cerebro que están relacionadas con el lenguaje y las emociones, y finalmente hacer pensar musicalmente o frecuencialmente al bebé mientras está escuchando para aprender a hablar.

Cada apartado del método tendrá unas características y ejercicios propios adaptados que se ajustarán a los conceptos melódicos, armónicos o musicales Así pues por ejemplo, en el apartado Lactancia los ejercicios serán más suaves, mientras que en los apartados Habla+ o Idiomas nos encontraremos con ejercicios mucho más movidos, dinámicos o complejos, que serían mucho más difíciles de entender o interiorizar sin haber pasado por cada una de las fases previas del método. Cada fase dispondrá de una identidad musical concreta.

Cada sesión está estructurada de manera que empieza y termina con un sonido o ejercicio identificativo característico de cada fase, para que vuestro bebé pueda reconocerlo. En cada sesión aparecerán distintos ejercicios breves, de entre 40-60 segundos de duración. Después de cada ejercicio aparecen alrededor de 10-20 segundos de descanso melódico para que el bebé pueda asentar parte o la totalidad de lo que haya escuchado, dependiendo del ejercicio. Esta estructura podrá variar según los apartados.

Todas las sesiones de Memima Baby®se han concebido para estimular al bebé mientras lo relajamos y disfrutamos conjuntamente de nuestro vínculo afectivo, creando así una experiencia nueva, única e incomparable.

Memima Baby® y el método ETFES© han creado las nanas del futuro. Hasta ahora las nanas acompañaban, a partir de ahora, hacen pensar. Hemos sido los primeros en plantear un método innovador como este, pensando siempre en aportar los mejores beneficios para las generaciones futuras. ¡Bienvenidos a la estimulación musical temprana de BabyWiseTunes®!

6 ¿Puedo combinar método ETFES© con algún otro método de estimulación temprana?

Por supuesto que sí. Hemos concebido Memima Baby® y método ETFES© como el mejor complemento para cualquier otro tipo de opción en estimulación temprana de bebés.

¿Sabías qué es la estimulación temprana?

7 ¿Cómo está estructurado el método ETFES©?

El método se estructura según el momento o rutina de audición de los ejercicios y sesiones de ejercicios del mismo, y la edad de tu bebé. Así pues, a medida que vayáis completando cada apartado encontrarás consejos y recomendaciones específicas.

Una vez completéis un apartado podréis seguir utilizándolo a vuestro gusto. Ayudará a mejorar los beneficios.

El objetivo será completar el máximo número de apartados que os correspondan según la etapa de crecimiento en qué se encuentre tu bebé. Maximizará los beneficios del método.

8 ¿Puedo trabajar más de un apartado a la vez en la App?

¡Por supuesto! Maximizará y mejorará los beneficios del método. A mayor número de audiciones diarias, mayores serán los beneficios.

9 ¿La constancia es la clave?

Por supuesto. Si solo podéis hacer una sesión al día es más que suficiente. Al día siguiente, el reproductor os ofrecerá siempre la sesión que os corresponda, solo tenéis que preocuparos de reproducirla. La repetición de esta actividad generará sinapsis más fuertes.

El objetivo será completar el máximo número de apartados que os correspondan según la etapa de crecimiento en qué se encuentre tu bebé. Maximizará los beneficios del método.

10 ¿Puedo hacer 6 sesiones seguidas?

Si la respuesta del bebé es positiva sí. También podéis repartirlas en momentos distintos del día, en función de cómo os surja.

11 ¿Cuál es el número óptimo de reproducciones que deben realizarse a la semana?

Recomendamos un mínimo de 6 reproducciones semanales.

El número óptimo de audiciones semanales será: 3-6 audiciones diarias. Si podéis hacer más: ¡Genial!

Por otra parte, queremos hacer hincapié en que es positivo descansar algún día por semana. ¡El descanso forma parte del aprendizaje!

12 ¿Es bueno que descansemos algún día?

Por supuesto, es muy positivo descansar un día o dos a la semana. De este modo se asentará y se asimilará lo ya escuchado. A parte, verás como tu bebéreacciona y reconoce las sesiones cuando vuelva a escucharlas.

13 ¿Porqué se pueden perder días semanales del método para descansar?

El descanso forma parte del aprendizaje. Siempre que el bebé acepte una sesión se puede realizar. Por otra parte el descanso como ya hemos comentado permite asentar lo que se ha aprendido, siempre y cuando no sea un abandono. Podéis descansar uno o dos días a la semana por ejemplo, de este modo mantendréis una rutina y al retomar las sesiones, os apetecerán con mayor fuerza.

14 Tengo pensado irme una semana o dos de vacaciones, ¿puedo dejar las sesiones durante las vacaciones y retomarlas posteriormente?

Por su puesto.

15 Mi bebé está enfermo esta semana, ¿puedo dejar las sesiones y retomarlas posteriormente?

Por su puesto. Nunca fuerces una sesión.

16 He abandonado el método ETFES© durante uno, dos, o cuatro meses. ¿Puedo retomarlo?

Por supuesto, recuerda que hasta los tres años es interesantísimo estimular a tu bebé. Sobretodo si lo haces con un método neurocientífico, musical y basado en el afecto y el cariño como el nuestro.

17 ¿Una vez iniciado el método no puedo parar?

No pasa nada si no accedéis al método durante una o dos semanas. Entendemos que el día a día actual de las familias suele ser bastante movido, por lo que el método está pensado para que podáis retomarlo en cuanto os sea posible sin que esto afecte a la correcta asimilación de los ejercicios de las sesiones. Las sesiones siempre evolucionarán mientras se repasan ejercicios o conceptos de sesiones anteriores.

18 ¿Qué pasa si no reproduzco ninguna sesión?

Si durante una semana no se reproduce ninguna sesión, no se avanzará en el método, de manera que cuando volváis a acceder a la aplicación reproduciréis las sesiones del método en el punto en que lo dejasteis.

19 ¿Y si no reproduzco el mínimo de sesiones semanales?

No pasa nada. La semana siguiente podréis recuperar el tiempo perdido. Lo importante es no caer en el abandono. La constancia y el trabajo de hormiguita son la clave.

20 ¿El método lo puede aplicar el padre al igual que la madre?

Sí, el método lo podéis aplicar uno u otro según os apetezca, incluso conjuntamente.

21 ¿El bebé tiene hermanos, podemos aplicarlo conjuntamente?

Sí, siempre y cuando el clima para las sesiones sea el adecuado. A menudo afectará la edad y carácter del mayor. Una muy buena opción puede ser: si duermen en la misma habitación, podéis utilizar Memima Baby® al despertar a los pequeños. Otra opción puede ser utilizar las sesiones para relajarlos conjuntamente al final del día, en familia, ya sea en el comedor o en su habitación. Si veis que no funciona, siempre será mejor utilizar las sesiones por separado. Podéis utilizar distintos apartados o secciones  de la app en función de la edad de cada uno.

22 ¿Por qué el método avanza lentamente?

Cualquier método musical, ya sea para adultos o para niños, debe avanzar lenta y progresivamente. Esto es debido a que el tipo de cambios melódicos que se plantean están pensados para la susceptibilidad que presentan los bebés ante los pequeños cambios, variaciones melódicas o frecuenciales, mientras que a oídos de un adulto que no posea un oído musical entrenado, pueden no percibirse los cambios o variaciones que se presentan ejercicio tras ejercicio, sesión tras sesión.

23 ¿Cuáles son los mejores momentos para utilizar Memima Baby® según la edad de mi bebé?

Según la edad, el bebé tendrá un tipo de movilidad u otra. Por lo tanto diferenciamos tres tipos de etapas según su movilidad:

  • Mi bebé aún no gatea: Podéis hacer las sesiones mientras le das pecho o biberón, para despertarlo o adormecerlo, mientras le dais un masaje o un baño, mientras lo vestís, mientras descansáis juntos en la cama o en el sofá, o en cualquier otra situación que solo sabréis encontrar vosotros, buscando siempre un clima de relajación. Día a día iréis desarrollando vuestra rutina. Las sesiones de ejercicios siempre os funcionarán para calmarlo, relajarlo o dormirlo.
  • Mi bebé ya gatea: Los momentos comentados anteriormente pueden seguir funcionando. A estos podréis incorporar otros momentos en que esté jugando o entreteniéndose con algún juguete. A veces buscará de dónde proviene la música, o bien abandonará la habitación dónde esté sonando la sesión. No os preocupéis, del mismo modo que aprenden a hablar sin aparentemente escuchar, irán interiorizando los cambios melódicos que vayan escuchando. Las sesiones de ejercicios siempre os funcionarán para calmarlo, relajarlo o dormirlo.
  • Mi bebé empieza a caminar o ya camina: En este caso la aplicación seguirá contemplando los escenarios anteriores, aunque probablemente sea mejor aplicar las sesiones como música ambiental, o bien para despertar o adormecer al bebé.

A veces, combinar distintos momentos del día puede dar buen resultado. Por ejemplo: al despertar, lactar e ir a dormir.

24 Mi bebé está inquieto, ¿puedo utilizar Memima Baby® para calmarlo?

A menudo las sesiones de nuestro método sirven para calmar o adormecer al bebé, aunque no siempre tiene por qué funcionar. Recordad que puede haber multitud de razones para que un bebé se encuentre inquieto y la atención de sus progenitores o cuidadores es importantísima para detectar las razones de su inquietud y actuar convenientemente.

25 ¿Tenemos que escuchar las sesiones siempre en el mismo momento?

Si bien coger una rutina puede resultar práctico e interesante, no es estrictamente necesario.

Pensad en cómo el bebé aprende a hablar sin aparentemente escuchar, ni sin ninguna rutina de ejercicios. Simplemente con constancia.

26 ¿Qué pasa si mi bebé ya gatea o camina y se va de donde se está reproduciendo la música?

No pasa nada. Escuchará la sesión aunque sea desde otra habitación. La percibirá a otro volumen y con menor presencia de las frecuencias agudas. En ocasiones, para ellos puede resultar un modo de experimentar con el sonido, ya sea buscándolo o apartándose, al igual que observaréis interacciones con el ritmo o la voz.

27 ¿El bebé puede estar haciendo otras cosas mientras escucha las sesiones?

Por supuesto. Puede estar jugando con vosotros, con un juguete o con algún instrumento musical de juguete.

28 El bebé está enfermo o tiene un mal día, ¿tengo que escuchar la sesión del día?

No, nunca hay que forzar una sesión si el bebé presenta síntomas de irritabilidad. Recordad que menos es más y que el objetivo de nuestras sesiones es un clima afectivo y positivo. Siempre será preferible esperar a otro momento. Las estimulaciones afectivas son más eficaces y lo mismo ocurre a nivel del aprendizaje a medida que crecen. Si interviene una emoción positiva, se aprende mejor.

29 ¿A qué volumen debo reproducir las sesiones?

Siempre a un volumen suave y que lleve a un clima de relajación. Dependiendo del momento y la edad de vuestro bebé, debéis aplicar el mismo volumen al que le pondríais cualquier otra música o canción de cuna.

30 ¿Debo reproducir las sesiones desde el teléfono o desde unos altavoces?

Podéis reproducirlas desde el teléfono y dejarlo cerca, en un lugar desde el que se escuche correctamente, o desde los altavoces a los que conectéis el teléfono habitualmente. Así podréis disfrutar de la alta calidad de la grabación.

Si realizáis las sesiones escuchando el audio desde el teléfono, no es necesario tener el teléfono en la mano.

31 ¿Necesito wifi, 3G o 4G para reproducir las sesiones?

Sí, necesitáis algún tipo de conexión a internet. Preferiblemente wifi.

32 El audio de las sesiones se detiene mientras reproduzco, ¿a qué se debe?

Es debido a una mala conexión a internet o a la falta de datos móviles. Comprobad que el teléfono está correctamente conectado a la red wifi habitual.

En ocasiones puntuales el audio de una sesión puede bloquearse y volver al principio debido a la complejidad del sistema de lectura de las sesiones con nuestro servidor. Es recomendable cerrar y volver a abrir la aplicación. Si este error persiste por favor contactad con nosotros a través de: customer@memimababy.com

33 ¿Qué tengo que hacer durante las sesiones?

Cada sesión dura entre 4 y 5 minutos. Son sesiones de escucha que hacen pensar al bebé de una manera concreta mientras está escuchando para aprender a hablar.

Solo tenéis que reproducir las sesiones en cualquier momento de tranquilidad, ya sea mientras os miráis, lo vestís, mientras le dais de comer, o le dais un masaje, también para despertarlo o adormecerlo, o en cualquier otro momento que nadie mejor que vosotros sabrá encontrar.

Podéis probar mientras os miráis e interactuáis, mientras jugáis, mientras lo vestís… Recordad que es un método de estimulación temprana para sus oídos, pero que vosotros, los adultos, también podéis relajaros mientras escucháis las sesiones.

Lo mejor es dejar que vayan ocurriendo cosas. A medida que el método avance iréis viendo distintas reacciones. El primer síntoma suele ser que el bebé se relaja, sonríe o escucha atentamente.

Te recomendamos:

  • Observar. ¡síguele la mirada!.
  • Acariciar o sostener con toda la ternura. ¡Sentiros el uno al otro!
  • Escucharle. A medida que los ejercicios avancen verás que intentará interactuar con el sonido durante, y después de la sesión.
  • Cantarle. Si lo sientes, puedes cantarle sobre el sonido de agua entre ejercicio y ejercicio, encima de algún ejercicio, o al finalizar la sesión. Recuerda que tiene que poder interiorizar los ejercicios. Pero si ya tenéis la rutina de trabajo establecida, tu canto lo estimulará y además complementará los ejercicios del método.
  • Simplemente dejarle escuchar. Puedes utilizar las sesiones para relajarlo mientras haces cualquier otra cosa.
  • Relajarte: ¡Relájate mientras suena una sesión de ejercicios del método!

En las siguientes preguntas encontraréis más información sobre las sesiones.

34 ¿Sirve para algo la pantalla de reproducción?

No, simplemente es un fondo de reproducción.

El bebé no tiene que hacer nada con la pantalla.

35 ¿Puedo hacerle algún tipo de ejercicio físico mientras escuchamos una sesión?

Siempre que la respuesta del bebé sea positiva sí. Podéis darle un masaje o hacer algún tipo de ejercicio de estimulación física. Este tipo de sesiones de ejercicios las encontraréis en el apartado: Masaje.