¿Tiene mi hija o hijo algún trastorno para aprender a hablar?

Mi hijo no habla, ¿qué debo hacer? Más importante que el número de palabras que puede decir, es el número de palabras que puede entender. La evolución del habla es un proceso gradual. El bebé puede comenzar diciendo “bé” para nombrar a un bebé, unas cuantas semanas antes de que pueda decir “ebé” y finalmente “bebé”. Puede hacer un sonido como “ete”, que significa “juguete”, meses antes de que pueda pronunciar la palabra juguete. Recuerda que es una tarea irresponsable intentar contar el número de palabras que pueda decir.

Analicemos un poco cuándo debemos preocuparnos y acudir a un profesional, y de qué soluciones disponemos ante los síntomas que nos preocupan.

mi hijo no habla mi hija no habla

Es muy difícil saber cuando un bebé dijo su primera palabra del mismo modo que lo es saber cuántas palabras sabe a una determinada edad. Esto es principalmente debido a la dificultad que existe para definir lo que es una palabra, pues lo que cuenta más allá de la imitación o la repetición es la intención. Como hemos dicho, el aprendizaje del habla es un proceso gradual en el que será poco común que un niño que no pueda decir una sola palabra un día, empiece a hablar al día siguiente.

Aparición del lenguaje

Es muy común en el entorno que nos rodea, oír a mamás y papás comentar que sus bebés comenzaron a decir palabras a los 6 meses de edad. Se trata de balbuceos propios del periodo pre-lingüístico (0-12 meses). Estos balbuceos evolucionan desde sonidos simples "uu", "mm" hasta combinaciones más complejas "dadada", "baba", etc. No será hasta alrededor del primer año que la niña o niño promedio comienza a decir palabras con sentido, como por ejemplo usando las sílabas "mama" con más frecuencia para referirse a su mamá. Entre los 21 y 24 meses de edad, el niño promedio será capaz de combinar dos palabras intencionadas por primera vez.

Emitiendo sonidos...hasta articular palabras. Hitos del desarrollo promedio

Las primeras manifestaciones del habla son sonidos guturales del bebé alrededor de las cuatro semanas, mientras que sus sonidos vocales (a, e, u) aparecen alrededor de las ocho semanas. Durante el periodo lingüístico temprano (12-24 meses), entre los 15 y los 18 meses empiezan los discursos que solo el bebé entiende hasta llegar a combinar 2 o 3 palabras con significado en una frase (21-24 meses).

A partir de los 24 meses empezarán a utilizar pronombres como  yo, mío o tu. A los tres años tendrá un vocabulario muy extenso y hablará frecuentemente.

Retraso simple del lenguaje y Trastorno específico del lenguaje (o Disfasia)

Cuando el bebé o niño no presenta trastornos diagnosticados que puedan afectar al aprendizaje del habla (como sordera, déficit cognitivo o trastorno de espectro autista) y va adquiriendo el lenguaje más lentamente que el promedio de niñas y niños de su misma edad, hablaremos de un posible retraso simple del lenguaje. El proceso de aprendizaje del lenguaje seguirá el mismo proceso evolutivo normal, pero lo hará más lentamente, cumpliendo con el orden esperado en las distintas etapas de los hitos evolutivos.

En cambio, si no se sigue el orden esperado por los hitos evolutivos, podemos estar frente a un trastorno más severo: la disfasia o trastorno específico del lenguaje.

Es difícil incluso para un profesional determinar si se trata de un trastorno u otro, por lo que ante la menor duda de un posible retraso es importante acudir a al pediatra cuanto antes. Pues cuanto antes se intervenga en caso de ser necesario, mejor será la evolución en el tratamiento.

Recomendaciones y puntos clave si mi hijo no habla (o si mi bebé no habla)

Si tienes dudas consulta con tu pediatra cuanto antes. En caso de ser necesario, determinará si debéis acudir a un logopeda o centro de atención temprana. No tratar este tipo de trastornos a tiempo tendrá consecuencias más allá del lenguaje, en su aprendizaje. Es mejor prevenir y actuar cuanto antes para obtener los mejores beneficios en el tratamiento del trastorno.

Realiza actividades en el hogar como:
  • Prestar atención a sus demandas, poniendo especial intencionalidad en que haya una comunicación en ambas direcciones para estimular el lenguaje  y potenciar la comunicación: dejando que hable y termine de expresarse adecuadamente. Repitiendo las frases que dice, completándolas y complementándolas. Siempre sin presión. Dejando espacio y haciéndolo en positivo.
  • Vocabuliza adecuadamente y con normalidad.
  • Potencia sus interacciones sociales. La guardería es un estímulo importantísimo.
  • Leed cuentos, y cantad canciones
  • Evita el chupete y el exceso de triturados cuanto antes.
  • Completa el Método ETFES de Memima Baby, desde los ejercicios de audición (6.000 minutos de ejercicios) hasta el trabajo sobre instrumentos como su piano de juguete (psicomotricidad fina). Cognición musical y congición lingüística van cogidas de la mano, los resultados os sorprenderán. Os resultará sumamente eficaz antes de que cumpla 5 años.
  • La constancia: la constancia en los 6 puntos anteriores será la clave del éxito, generando sinapsis más fuertes en las áreas del lenguaje de su cerebro.
  1. Si tienes dudas consulta con tu pediatra cuanto antes. Es mejor prevenir y actuar con la mayor rapidez posible. En caso de ser necesario por presentar retraso simple del lenguaje o bien trastorno específico del lenguaje (o disfasia), determinará si debéis acudir a un logopeda o centro de atención temprana.
  2. ¿Qué puedo hacer si mi bebé no habla?¿Qué puedo hacer si mi hijo no habla? Realiza actividades en el hogar como:
  • Evita el chupete y el exceso de triturados cuanto antes.
  • Potencia sus interacciones sociales. La guardería es un estímulo importantísimo.
  • Presta atención a sus demandas, poniendo especial intencionalidad que que haya una comunicación en ambas direcciones para estimular el lenguaje  y potenciar la comunicación, dejando que hable y termine de expresarse adecuadamente. Repitiendo las frases que dice, completándolas y complementándolas. Siempre sin presión. Dejando espacio y haciéndolo siempre en positivo.
  • Vocabuliza adecuadamente y con normalidad.
  • Lee cuentos y cantad canciones.
  • Completa el Método ETFES de Memima Baby, desde los ejercicios de audición (6.000 minutos de ejercicios) llegando al trabajo sobre instrumentos como su piano de juguete (psicomotricidad fina). Cognición musical y congición lingüística van cogidas de la mano, los resultados os sorprenderán.
trastornos en el aprendizaje del habla

Ante la duda de un posible trastorno en el lenguaje recuerda que más importante que el número de palabras que puede decir, es el número de palabras que puede entender

¿Qué debo hacer si mi hijo no habla? ¿Qué debo hacer si mi hija no habla? ¿Qué debo hacer si mi bebé no habla? Acude a tu pediatra y sal de dudas cuanto antes
Mantén la constancia en las actividades orientadas a la mejora del lenguaje en el hogar, ¡verás resultados!

Aquí termina nuestro artículo sobre el retraso y trastornos en la aparición del lenguaje.

En Memima Baby® y el Método ETFES© trabajamos para aportaros las mejores herramientas y la mejor información.

Guía importante para mejorar la comunicación, el lenguaje y el aprendizaje de tu bebé:

Qué es el Método ETFES© y cómo puede ayudarme a mejorar la aparición del lenguaje (0-5 años): Conviértete en el 1rx profesorx de música de tu bebé a partir del 1r mes de vida y desde casa

Beneficios de seguir el del Método ETFES© de Memima Baby®: Enséñale lenguaje musical desde la belleza, el asombro y el cariño

Apps que te ayudarán en el día a día con tu bebé: Las 7 mejores apps para el 1r año de tu bebé

Beneficios del aprendizaje musical en edad temprana: Como influye la música en los procesos de aprendizaje de bebés y niños

Resuelve dudas acerca de nuestra metodología: FAQ

Descárgate la App de Memima Baby® y el Método ETFES©: Belleza, asombro y apego, 100% aprendizaje y una experiencia única e inolvidable

¿Escuchamos una sesión de ejercicios de audición?

disfasia trastorno específico del lenguaje

Empieza
AHORA
100%
Desarrollo y aprendizaje

EMPEZAR AHORA
App de bebes

Testimonios

Nuestra experiencia con Memima Baby y su método no puede ser más gratificante. Las sesiones se han convertido en un momento único y especial, donde creamos una conexión y un vinculo único mientras acaricio, abrazo y masajeo a Thiago. Además he notado una evolución muy positiva a nivel lenguaje en él. Ha aprendido palabras nuevas en este mes y reconoce sonidos que antes no lo hacía. Estamos encantados con el método y lo recomiendo sin dudarlo

Almudena Moreno – Madrid, ES

Posts Relacionados

Si te ha gustado este post, por favor explora otros de nuestros artículos que encontrarás a continuación:

Volver a Notícias

Belleza, asombro y apego

La mejor de las aplicaciones para bebés